Instrucciones para recuperarse de un esguince cervical

Es posible reducir el tiempo de recuperación de un esguince cervical y minimizar las posibles secuelas, todo dependerá de la gravedad de la lesión y de los pasos que sigas para tu tratamiento desde el primer minuto.

Todo comienza generalmente con un accidente de tráfico (lo más frecuente es que se trate de un golpe en la parte posterior del coche), aunque también puede provocarse con cualquier otro traumatismo, como por ejemplo una caída por las escaleras o un atropello. El caso es que en el momento de la lesión, sufrimos un latigazo cervical.

Existe un mecanismo de defensa que hace que se contraiga toda la musculatura dorso-cervical de forma refleja para proteger nuestra columna. Esto evita lesiones más graves, como por ejemplo una fractura vertebral, pero el problema es que la contracción muscular permanece así, lo que se traduce en contracturas y acortamientos musculares.

Esta tensión muscular, sumada a una posible distensión ligamentaria en el momento del accidente, provoca que la curvatura fisiológica que debe tener la columna en este nivel (lordosis cervical) se rectifique. Este “cuello más recto de lo normal” será el signo radiológico que confirmará a nuestro médico que, efectivamente, hemos sufrido un esguince cervical.

Ojo con el collarín

El collarín es, en un primer momento, una medida de precaución hasta que te diagnostican y descartan otra posible lesión. Una vez confirmado el esguince, tu médico te recomendará que lo sigas usando unos días, para que la musculatura del cuello pueda descansar y esté protegida frente a pequeñas adversidades cotidianas que pueden ser dolorosas. El primer día de convalecencia, la simple vuelta a casa en coche o el tener que sostener el peso de tu propia cabeza puede suponer un gran esfuerzo.

Mi consejo es que uses el collarín el menor tiempo posible ¿El motivo? Porque inmovilizar el cuello debilita la musculatura y provoca rigidez. Llevarlo durante demasiados días alargará con toda seguridad el periodo de recuperación, ya que será más difícil recuperar la movilidad perdida y un tono muscular adecuado.

¿Pero cuántos días debo llevarlo? 48-72 horas deberían ser suficientes. Ten en cuenta que si estás en casa descansando, con la cabeza bien apoyada, no tienes por qué tenerlo puesto ¡Y por supuesto nunca te lo pongas para dormir! Ve reduciendo gradualmente el tiempo de uso, y el tercer-cuarto día ya solo deberías usarlo para algún esfuerzo extraordinario que tengas que hacer, como por ejemplo ir al médico en coche.

SPORTS LABORATORY Collarín Cervical Para el Dolor de Cuello Ajustable Con Turmalina e Imanes...
48 Opiniones
SPORTS LABORATORY Collarín Cervical Para el Dolor de Cuello Ajustable Con Turmalina e Imanes...
  • BENEFICIOS PARA LA SALUD: después de utilizar este producto, notarás cómo disminuye rápidamente la inflamación, la hinchazón y los dolores asociados...
  • EL COLLARÍN MÁS AVANZADO DEL MERCADO: a diferencia de otros collarines con propiedades térmicas, este ha sido fabricado con neopreno reforzado. Esto...
  • GARANTÍA DE SPORTS LABORATORY: FDA & CE. Te aseguramos que todos nuestros productos han sido diseñados cumpliendo los estándares de calidad más...
  • ALIVIO EFECTIVO DEL DOLOR DE CUELLO: la combinación definitiva para calmar el dolor gracias a un material llamado turmalina e imanes cerámicos que tienen...
  • 5 IMANES NATURALES CON PROPIEDADES TÉRMICAS Y NANOTURMALINA: el calor que genera este collarín se denomina «calor infrarrojo lejano», que es del mismo...

Frío en lugar de calor

Desde el primer momento en que sufres el golpe, comienza en tu cuello una reacción inflamatoria que culminará pasadas las primeras 48 horas, lo que explica que sientas un dolor más intenso el día posterior al accidente. Para controlar dicha inflamación, es muy importante que uses frío seco localizado en la zona de dolor.

Puedes usar unas bolsitas de gel que venden en la farmacia (cold-pack), que se guardan en el congelador. No lo apliques directamente sobre la piel, puedes interponer un trocito de papel de cocina, una toalla o la propia funda de cold-pack. 10 minutos de frío son suficientes, puedes hacerlo como máximo cada dos horas, sobretodo los dos primeros días, y como mínimo tres veces al dïa.

Podrás continuar con las aplicaciones de frío durante todo el periodo de convalecencia, reduciendo el número de aplicaciones diarias conforme vaya remitiendo la inflamación.

Rapid Relief compresa reutilizable, bolsa frío calor 15x26 cm
39 Opiniones
Rapid Relief compresa reutilizable, bolsa frío calor 15x26 cm
  • Para tratamientos, con frío o calor, que proporcionan alivio inmediato.ýMantienen su flexibilidad aún estando congeladas.ýUso seguro en...

Mareos, náuseas, y malestar general

Las lesiones en la columna cervical se acompañan de muchos efectos secundarios. Por desgracia los mareos son uno de ellos. La rectificación de la lordosis cervical, más la presión que ejercen los músculos a este nivel, provoca un mal funcionamiento circulatorio en la zona. Esto se traduce en sensación de mareos, náuseas y malestar general. Un dolor en otra zona de tu cuerpo es solo dolor, pero un problema cervical puede hacer que verdaderamente te sientas enfermo.

Dolor de cabeza

La musculatura del cuello se inserta en la base del cráneo a nivel occipital, por lo que el aumento de tensión de la misma provoca una tracción directa en nuestra cabeza, lo Que explica que podamos sufrir dolor y cefaleas.

Manos dormidas

Otro síntoma bastante común es sentir adormecimiento, hormigueo o acolchamiento en las manos. Los nervios que transmiten la sensibilidad a las manos tienen su origen en la columna cervical y pasan por el hombro, brazo y antebrazo hasta llegar a la punta de los dedos. Cualquier contractura muscular en el recorrido del nervio, por ejemplo en el trapecio, puede pinzarlo interrumpiendo su transmisión como si fuera un cable eléctrico, provocando adormecimiento en las manos.

Conforme te vayas recuperando de tu esguince, y de las contracturas musculares provocadas por el mismo, tus manos deberían “despertar”. Si no es así, habría que realizar una Resonancia Magnética para comprobar si existe algún pinzamiento en la columna cervical.

La Fisioterapia

La Fisioterapia es fundamental tanto en los esguinces cervicales graves como en los más leves y lo ideal es iniciarla pasada la primera semana, no más tarde. Tu fisioterapeuta utilizará todas las técnicas que estén en su mano para que te recuperes cuanto antes de las contracturas, la inflamación, la pérdida de movilidad, los mareos y todos los demás síntomas que te impiden realizar con normalidad las actividades de la vida diaria. Por lo general, recibirás un tratamiento similar al siguiente:

  • Masaje para drenar la inflamación y descontracturar tus músculos.
  • Frío seco para la inflamación, sobretodo en la fase inicial, aunque no todos los fisioterapeutas lo usan.
  • Electroterapia: microondas, infrarrojos, ultrasonidos o TENS.
  • Estiramientos y ejercicios específicos de Escuela de la Espalda para recuperar la movilidad articular y la fuerza muscular.

El tema de los ejercicios es delicado, habrá estiramientos que no puedas realizar desde el principio porque te provoquen mareos. Uno de los primeros con los que se suele empezar es el “acoplamiento cervical”, que puedes ver en nuestro artículo Estira tu cuello correctamente. También puede interesarte el post Fortalecer el cuello en casa, donde describimos unos ejercicios muy respetuosos con tu cuello, para que lo puedas fortalecer sin riesgo de hacerte daño.

Rebajas
GUÍA ILUSTRADA DE LOS ESTIRAMIENTOS TERAPÉUTICOS: ELIMINAR EL DOLOR Y PREVENIR LESIONES
12 Opiniones
GUÍA ILUSTRADA DE LOS ESTIRAMIENTOS TERAPÉUTICOS: ELIMINAR EL DOLOR Y PREVENIR LESIONES
  • Used Book in Good Condition
  • Kristian Berg
  • Editor: Tutor
  • Edición no. 1 (02/05/2013)
  • Tapa blanda: 152 páginas

Los primeros días de tratamiento pueden ser dolorosos, pero es normal y necesario. Lo que es muy importante es que, como hemos dicho antes, comiences la Fisioterapia cuanto antes y que recibas todas las sesiones que sean necesarias hasta encontrarte bien. Esto reducirá mucho las posibilidades de que te queden secuelas.

Para terminar, solo quisiera señalar que durante un tiempo puedes sufrir sensibilidad a los cambios atmosféricos, porque el cuerpo tiene memoria y las zonas donde se ha tenido una lesión pueden recordarte que “estuvo ahí” cuando hay por ejemplo cambios bruscos de presiones. Si te interesa este tema, también te invitamos a que leas ¿Puede nuestro cuerpo predecir el tiempo?

 

Marilia

Sobre el autor

Marilia

Fisioterapeuta. Amante de la vida y de lo que la rodea. Me encanta ayudar a los demás y enseñarles cómo cuidarse mejor.

Sigue a Marilia:

Comenta:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: