Dieta y ejercicio: la suplementación

Cuando decidimos dar un cambio a nuestra alimentación en muchas ocasiones caemos en el error de que es más fácil tomar una suplementación que tener una alimentación variada y rica en vegetales, frutas, etc.

Para empezar, me gustaría dejar claro que nuestra postura es usar la suplementación de forma razonable y cuando no tengamos alternativa o porque el ritmo de nuestros entrenamientos sea tan exigentes que necesitemos este porcentaje de ayuda extra para nuestro día a día.

Antes de entrar a hablar de los principales suplementos me gustaría hacer mención de esos “batidos milagro” que si lo incorporas a tu alimentación acabarán tus problemas de desnutrición o por fin sustituirán a la comida normal. Personalmente, el comienzo de mi cambio fue gracias a una persona a la que le debo mucho y que me ofreció probar productos Herbalife como cambio radical. Con su asesoramiento conseguí perder en dos meses unos 10 kilos. Yo mido 174 cm y pesaba (sin músculo alguno) casi 99 Kg. Mi cuerpo en cuestión de semanas se adecuó a las exigencias de los batidos y digo exigencia porque es duro salir en meses de verano y no poder cenar como los demás y ceñirte a tus batidos (pero yo seguía encantado porque los kilos se iban a diario si hacer ejercicio, pero claro, es que tenía un sobrepeso y una situación que favorecía que eso pasara). Yo no voy a entrar si este sistema propuesto por Herbalife es mejor o peor, pero en mi caso y contando con un gran asesoramiento puse las primeras piedras sobre las que construí mi nueva vida. Seguido de los batidos empecé a intercalar ensaladas, frutas, eliminé pizzas, elaborados cárnicos (san jacobos, flamenquines, pinchitos…), disminuí muchísimo el pan,… de este modo tuve una transición que acabó en una alimentación equilibrada en la que ya no era tan importante ese batido que suplía comidas. Ya podía salir a cenar, pero sin pasarme, eligiendo bien lo que pedía y evitando refrescos. Con todo esto, sólo quiero transmitiros que si necesitáis un batido que suplante las comidas probarlo, pero no penséis que es milagroso y podréis estar así toda la vida. Lo equilibrado, lo sostenible, es tener una alimentación variada, sana y sobre todo que disfrutemos comiendo sano.

SUPLEMENTACIÓN

Cuando empezáis a practicar deportes empezáis a pedirle al cuerpo algo que antes no le exigíais. Según qué deporte sea tendréis unas necesidades, ya que si practicáis bicicleta, senderismo, natación no necesitaréis la misma ayuda que si os gusta practicar fitness, musculación, etc. De forma genérica la suplementación más usada y contrastada serían:

Pirámide de consumo recomendado de suplementos

Por cantidad, se recomienda tomar los suplementos en ese orden.

Úsalos si ves que con tu alimentación descuidas algunos micronutrientes. No los tomes porque sí. Hoy en día los hay incluso para hombres, mujeres, deportistas,…los contenidos en estos microelementos, complejos vitamínicos, están adaptados al usuario final recomendado.

La conclusión a la que debes llegar es que lo más importante es que tu alimentación sea variada, equilibrada y que atienda a la pirámide propuesta por los dietistas en la que se debe consumir más una serie de alimentos (pasta, frutas y verduras, legumbres) y con menos frecuencia otras (carnes, bollería, etc.). Si por nuestra actividad física no es suficiente, acude a la suplementación pero con cabeza, ya que hoy en día hay productos en el mercado con dudosos resultados y cuyos efectos secundarios descubiertos (y los que aun no están documentados) los hace poco recomendables.

Biopedro

Sobre el autor

Biopedro

Biólogo. Me encanta comunicar. Un cuerpo sano con una mente sana es lo ideal para una vida plena.

Comenta:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: